Screen Shot 2014-05-14 at 22.28.09Habitualmente en este blog solo hablo de tecnología y conocimiento. Pero hoy voy a hacer una merecida excepción como muestra de mi agradecimiento hacia la comarca Urola Garaia, situada al sur de Gipuzkoa, por su fantástico regalo de aniversario.  Los más cercanos saben que este mes paso de la versión 4.9 a la versión 5.0 [1] y por ello me regalaron una salida en BTT diferente de las que acostumbro a realizar: participar en la Urola Garaia BTT 2014: La Maratón de los senderos y el barro de “solo” 80 kilómetres con 3.200 metros de desnivel acumulado.

La carrera más sensacional de todas las que he realizado nunca. A los 10 kilómetros el barro me llegaba a las rodillas. Un recorrido con largas subidas que luego le seguían unas bajadas de pendientes espectaculares, indicadas con un “kontuz” en fondo rojo que me permitían recrearme con la nueva tija telescópica del sillín (acertadísima recomendación de Valentí, del gran equipo Bicicorriols) . Todo resultaba celestial para los sentidos: en las partes altas te veías obligado a parar para poder deleitarse con las vistas (por ejemplo  en Arranoaitz, 875 mts[2])  y en las partes bajas te encontrabas frondosos bosques de un verde arrebatador con el sonido de los pájaros siempre haciendo compañía.  Además de ser un recorrido con sorpresas, como el avituallamiento del kilómetro 50, que te engrasaban y limpiaban la bici mientras tú te tomabas un plato de pasta con chistorra.  ¡Un regalo divino!. Aunque luego venia el purgatorio: al avituallamiento le seguía un desnivel acumulado de unos 1.000 metros hasta llegar a la cima del Izaspi.

Y no quisiera olvidar a los corredores que fui conociendo en las más de 8 horas encima de la bici. Por ejemplo con los que decidimos agruparnos en el Izaspi  para no perdernos por la densa niebla que había. O con los corredores que coincidíamos llenando el bidón de agua en las fuentes, compartiendo la bomba de aire, en las cuestas, en los avituallamientos, etc.  ¡Gente formidable!. En realidad, solo he conocido gente extraordinaria en este valle del rio Urola. Por ejemplo cuando decidí viajar antes de la prueba para poder disfrutar de la zona,  me hospedé en el hotel-restaurante familiar Etxeberri, donde recibí un trato exquisito en el que no faltaron los detalles con este corredor amateur. O cuando fui a recoger el dorsal el día anterior, que conocí a Carlos y Loren quienes me deleitaron con sus explicaciones del recorrido. Ah, y me olvidaba, cuando tuve un problema con mi bici mientras la estaba probando. Sin la amabilidad de Javi, de bicis Godoy, y de su mecánico, no habría tenido la bici en perfecto estado para la gran aventura. Que gente más espléndida la de Urretxu!

¡Esto sí que ha sido un auténtico regalo de aniversario!

Eskerrik asko!

Referencias: [1] Idea original de un gran amigo, Xavi de Penya cap als 50, a quién le debo mi título de informático!. [2] Foto de Axier Salvatierra Andoaga a quién no le he pedido permiso para publicar la foto. [3] Foto de Eduardo García que amablemente ha colgado una gran selección de fotos junto con Mikel Otegui y me he permitido reproducirla. [4] Foto del post  gentileza de Patxi Jarit de Laket Taberna de Urretxu.

2017-08-09T12:31:41+00:00 May 13th, 2014|